Una apuesta de impacto inmediato para los Toros del Este

SANTO DOMINGO. Los Toros no conciben una ausencia del round robin por tercer año seguido, de ahí que su nuevo gerente Raymond Abreu necesita resultados inmediatos y apeló en su primer turno en el sorteo de novatos por un jugador que puede impactar desde el 13 de octubre.

Los romanenses tomaron al intermedista ambidextro Vidal Bruján, una de esas gangas que firman los equipos de las Grandes Ligas y que en el corto plazo desarrollan un potencial que los convierte en prospectos.

Los mayores activos de Bruján, nacido en San Pedro de Macorís en 1998, son la velocidad, la alta capacidad para hacer contacto y embasarse, recursos que los bovinos requieren con urgencia. Las 55 bases que se robó este año en dos circuitos de Clase A es el dato que impresiona a primera vista. Pero su porcentaje de embasarse de .403, su bateo de .320 (475-152), con 25 dobles, 7 triples, 9 jonrones, 53 remolques y 63 boletos mantienen los ojos abiertos.

¿Qué no ver de Vidal? Es un pelotero que trae bastante energía al terreno de juego con su herramienta de velocidad. Cuando se embasa puede robarse las bases, puede hacer el extrabases que uno está buscando. Estamos bastante contentos de poder escoger un pelotero como Vidal. También tiene el porcentaje de embasarse bastante alto, no solo este año, sino durante su carrera, entendemos que puede iniciar con nosotros este año y estará la temporada regular completa”, dijo Abreu, que aseguró que tiene la autorización de los Tampa Bay Rays para jugar.

Bruján apenas consiguió un bono de US$15 mil en 2014 cuando firmó, un año en que el equipo invirtió su mayor porción en Adrian Rondón (US$2,950,000).

“Que Dios reparta suerte. Me verán jugar”, dijo Vidal desde EEUU donde todavía juega en los playoffs. “Las infinitas gracias a Dios por la bendición de hacerme un #Toro. Nunca se me olvidará este momento. Tengo un gran compromiso con la fanaticada dominicana y con los @TorosdelEste. Gracias por hacerme sentir tan especial. Nos vemos en el corral!”, escribió en Twitter.

Las Estrellas tomaron de segundo y apostaron por el antesalista Elehuris Montero, que viene de batear 37 dobles, 16 jonrones y remolcar 82 vueltas en Clase A avanzada de los Cardenales. El Licey escogió de tercero al jardinero Jeisson Rosario (.271/3 HR/34 CE) con San Diego. Las Águilas seleccionaron al torpedero neoyorkino Luis García, un talento al que los Nacionales vislumbran tan pronto como en 2019 cerca del Big Show (.298/7 HR/54 CE).

El Escogido apostó por el receptor santiaguero Julio Rodríguez (.258/8 HR/47 CE) con los Cardenales y los Gigantes se quedaron con Seuly Matías, el jugador más cotizado de los 137 disponibles en el sorteo.

Matías, a quien los Reales dieron un bono de US$2.2 millones en 2015, bateó 31 H4 y produjo 63 vueltas en la que fue su tercera temporada como profesional.

En total 94 jugadores fueron escogidos en las 16 rondas. Las Estrellas cedieron su turno en la novena y el Escogido en la octava. Los rojos tomaron en la séptima ronda a Joe Dunand, sobrino de Alex Rodríguez.