Conoce la nueva vida de Meghan Markle en Londres

Hace dos años atrás, Meghan Markle vivía una vida bastante común… ¡Ahora todo cambió!

Se había establecido en una acogedora casa de un tranquilo vecindario de Toronto, ciudad donde se grababa Suits, y cuando no estaba en el set podía seguir con su vida con relativo anonimato.

A menos que seas un espectador devoto del drama estadounidense, se te hubiese perdonado que no la reconocieras caminando por la calle. Lo que frecuentemente pasaba, ella podía ir a su tienda de jugos locales, Revitasize, su restaurante favorito, Bar Isabel, o caminar a sus perros en el parque Bickford. Era el tipo de celebridad a quien solo la interrumpen ocasionalmente los fans para un selfie rápido o para un saludo.

Ahora avancemos hasta el día de hoy. Hace tres meses se mudó a una de las direcciones más famosas del mundo, un lugar que una vez fue la casa matrimonial del príncipe Charles y de la princesa Diana, así como de la rebelde real la princesa Margaret. Ahora es el lugar donde Kate Middletony el príncipe William crían a su propia familia.

Kensington Palace

Google Satellite

En el Palacio de Kensington, hay pisos dedicados a los empleados que se encargan de dirigir a la perfección el edificio del siglo XVII. Entre ellos están los oficiales cuyo trabajo ahora es preparar a Meghan como toda una duquesa para su boda del 19 de mayo.

Desde que se comprometiera, Meghan se ha convertido en la chica de moda en Londres. La relativa normalidad de su vida anterior ya no existe.

“No puede ir a ninguna parte sin que la reconozcan”, dice una fuente. “Todo el mundo está con la fiebre de la boda, así que si no son los ciudadanos ordinarios quienes la detienen, son los fotógrafos que quieren saber todo lo posible sobre la futura miembro de la realeza”.

También se convirtió en la mujer que todo diseñador quisiera vestir (la chispa de Markle ha comprobado ser un arma de ventas tan potente para los fashionistas como el efecto Middleton lo fue anteriormente). Pero a pesar de estar en la portada de cada periódico cuando hace una aparición oficial con el príncipe Harry, cada vez con mayor frecuencia se escapa del Palacio con las secretas y comprobadas técnicas reales.

Meghan Markle, Prince Harry

John Stillwell/PA Images via Getty Images

“Hay seis salidas y entradas”, dice uno de los miembros de la prensa, quienes informan regularmente de todos sus movimientos. “Ha podido salir y entrar cada vez que lo necesita, le va muy bien en modo incógnito”.

“Diana a veces solía entrar y salir usando una peluca o escondida en un auto. William y Harry han usado motocicletas para escapar sin ser vistos”. (A pesar de que William recientemente admitió que no se monta tanto en motocicletas como solía hacerlo, debido a sus hijos).

Otra fuente agregó, “Si la gente la buscara, podrían ver a Kate casi todos los días. Pero Meghan y Harry han llevado su privacidad a otro nivel. Todo el tiempo intercambian autos, Meghan usa diferentes disfraces, sombreros. Son muy ingeniosos para poder ir y venir sin que los vean. Tienen un enfoque diferente a William y Kate”.

Y mientras los fotógrafos buscan a Meghan, ella ha estado ocupada tratando de llevar una vida normal fuera de los muros del palacio. Acá nuestra guía exclusiva de cómo Meghan transforma Londres en su nuevo hogar:

Sarah Chapman Skinesis Clinic, Pavilion Road

Sarah Chapman Skinesis Clinic

Cuidado de la piel:

Cuando Meghan y Harry se enfrentaron a las cámaras del mundo para anunciar su compromiso el pasado noviembre, la mirada del amor no fue la única razón del brillo que se le veía en el rostro mientras tomaba el brazo de su nuevo prometido. Una visita a la especialista en cuidado facial Saha Chapman probablemente ayudó.

La esteticista es dueña de Sarah Chapman Skinesis y es miembro preferencial del escuadrón de glamour de muchas celebridades, entre ellas Victoria Beckham y Gigi Hadid. Un tratamiento completo con Sarah te puede costar unos $500 dólares.

Entre los tratamientos más icónicos están el famoso masaje facial de Sarah, que supuestamente te ayuda a lucir descansada y fresca. Siempre es muy útil si tienes planificada una aparición de alto perfil a la mañana siguiente, algo como tu primera entrevista con la BBC por el compromiso real.

Whole Foods, Kensignton

Google

Su supermercado:

Londres no es una ciudad históricamente reconocida por sus productos frescos de granja, pero por suerte para la saludable Meghan, hay un Whole Foods justo en frente del Palacio de Kensington. Y ya es su lugar favorito cuando necesita comprar cosas para la cocina del palacio.

A pesar de que la ubicación es especialmente conveniente para Meghan, quien es fanática de los bowls de acai que venden ahí, hay un pequeño problema con la proximidad: también está junto a las oficinas de uno de los periódicos más grandes y más obsesionados con la realeza de la ciudad.

Fue una foto de Meghan saliendo del supermercado y entrando a las puerta del Palacio de Kensington lo que ayudó a confirmar los rumores de que Harry tenía una novia estadounidense. Con una chaqueta abrigada y botas Wellington, fue a comprar comida para una acogedora noche junto a Harry, cuando un reportero con ojo de águila logró la primera foto suya, lo que confirmó la relación.

Su sitio de compras favorito: Si hay una cosa en que su futura cuñada ha podido aconsejarla es dónde comprar la mejor ropa. King’s Road y Sloane Square en el elegante distrito de Chelsea están llenos de boutiques de diseñador, incluyendo los trajes de baño Heidi Klein, donde vieron a Meghan solo semanas antes de que se fuera en jet a celebrar el Año Nuevo en la soledada Mónaco, al lado de su guapo príncipe.

Él lugar es uno de los sitios favoritos de Kate Middleton y de su hermana Pippa. La duquesa de Cambridge con frecuencia pasea por una de las vitrinas más amplias del lugar, la de Peter Jones (donde se vende de todo, desde fundas para teteras hasta zapatos de diseñador). También cerca está Rigby & Peller, el exclusivo fabricante de lencería donde la Reina compró sus sostenedores por décadas (hasta que en las recientemente publicadas memorias de uno de los ex dueños se revelara el fin de la relación) y Trotters Kids, una tienda favorita de los Middletons, donde les compran regalos al príncipe George y la princesa Charlotte.

Dean Street Townhouse

Dean Street Townhouse

El lugar para tener una cita:

Si hay un lugar donde Harry y Meghan pueden tener una cita nocturna sin que los molesten ese es Dean Street Townhouse by Soho House. El exclusivo club privado tiene múltiples sedes en la ciudad, y uno de los más privados es el ubicado en la calle Dean Street, situada en el famoso distrito Soho de Londres.

Aparte de ser su lugar favorito para encontrarse con amigos para cenar, también fue donde Harry vio por primera vez a su futura esposa en una cita a ciegas.

En esa noche de junio de 2016, comieron en el restaurante adornado por el costoso arte contemporáneo de nombres como Tracey Emin y Peter Blake. El menú consiste en su mayoría en cocina británica tradicional, con cosas como asados y té en la tarde.

Otro de los sitios favoritos de Meghan para ir a comer es el cercano Bocca di Lupo, que sirve exquisiteces italianas (Italia es uno de sus lugares favoritos para vacacionar).

Soho Farmhouse

Soho Farmhouse

Su lugar para relajarse:

En los días tempranos de su relación, a medida que Meghan pasaba más y más tiempo en el Reino Unido, la nativa de Los Ángeles y sus amigos iban con frecuencia a Soho Farmhouse, un exquisito hotel ubicado en una propiedad de 100 acres de Oxfordshire (un viaje corto desde Londres).

La casa principal y las cabañas que la rodean se han convertido en el escape preferido de la élite de Londres, y por una buena razón. Aparte de una decoración tradicional inglesa (con chimeneas, bañeras exentas y toallas de cachemira), los huéspedes tienen acceso a bicicletas para ir al spa o a las canchas de tenis, o a un paseo en bote por el lago. Y si eso no es suficiente para mantenerte ocupado, también puedes pedir prestado uno de los ponis del hotel.

Kensington Flower Corner

Kensington Flower Corner

Para la decoración:

Si seguías a Meghan en las redes sociales, antes de que borrara todas sus cuentas en preparación para su nuevo papel en la Casa de Windsor (William, Kate y Harry comparten la misma cuenta es las redes sociales, @kensingtonroyal y es solo para asuntos oficiales), seguramente sabías que le encanta decorar su casa con un ramo de flores frescas. Las peonías color rosa son sus favoritas.

Así que no sorprende que los fanáticos de la realeza aseguren que ella ha estado visitando el Kensington Flower Corner para comprar ramos de sus flores favoritas para decorar la casa de soltero de Harry en el Nottingham Cottage.

Natural History Museum, London

The Trustees of the Natural History Museum

Cuando quiere cultura:

El año pasado Harry organizó la cita perfecta cuando cerraron para los dos el Museo de Historia Natural. Así pudieron recorrerlo sin ojos fisgones. El lugar es famoso en todo el mundo por, entre incontables exhibiciones, su muestra de fósiles de dinosaurios.

Una fuente le dijo a E! News en ese momento, “Pararon por la tienda de regalos del museo antes de irse y compraron algunos juguetes para niños”, pero no eran para George o Charlotte.

The Gielgud Theater

The Gielgud Theater

Otro sitio que satisface su curiosidad intelectual en una cita: teatro en el West End. La primera foto de Meghan y Harry juntos (¡suspiros!) fue cuando fueron a ver The Curious Incident of the Dog in the Night-Time en el teatro Gieldgud. A pesar de que esa producción ya cerró, ir a ver una obra en el West End ha sido uno de los pasatiempos favoritos de la familia durante mucho tiempo.

Parece que Meghan y Harry mantendrán esa tradición mientras llevan una vida de realeza moderna a su manera.