Los nuevos millonarios de julio 2

Ayer se produjo la tan esperada cosecha julio 2 del 2016, con un resultado formidable de firmas de jugadores novatos que han cumplido los 16 años, creando un nuevo grupo de jóvenes millonarios.

En julio 2 se firman los jugadores más importantes, a partir de hoy se harán algunos acuerdos millonarios y de peloteros que tienen que resolver ciertos asuntos legales y cosas por el estilo. Los jugadores de menor rango económico se seguirán firmando el resto del año y apenas comienza la oportunidad para algunos que con menos dinero recibido al firmar ponen mayor esfuerzo y son los que llegan y se establecen en las Mayores.

Hay que resaltar que muchos de esos acuerdos se realizan de manera informal antes de julio 2. Normalmente esos pactos se realizan tras bastidores y en la mayoría de los casos esos jóvenes son ubicados con sus familias en zonas residenciales con todas las comodidades durante un buen tiempo antes de la firmar.

El torpedero Luis Almánzar recibirá el mayor bono al estampar con los Padres de San Diego por 4.0 millones de dolares. Yasel Antuna (3.9 MM, Atlanta), Yunior Severino (1.9 MM, Atlanta), Jeisson Rosario (1.85 MM, San Diego) y Yardeluis Vargas (1.5 MM, Oakland), recibieron los bonos más voluminosos. En el nivel internacional Alfredo Rodríguez recibió 7.0 millones de Cincinnati y Kevin Maitan 4.25 millones de Atlanta.

El dinero no se entrega inmediatamente, sino que las organizaciones de Grandes Ligas se toman su tiempo para entregar esas voluminosas sumas.

El año pasado Ronny Brito de San Francisco de Macorís recibió 2.0 millones al firmar con los Dodgers. Este año Luis García Jr. recibirá 1.3 millones al fichar con Washington. García es hijo del ex torpedero Luis García (Luis Guama). Luis García jugo varios años con los Gigantes del Cibao y en las Mayores en 1999 con Detroit.

Del grupo de jugadores dominicanos que han recibido bonos lujosos al estampar su firma para el profesionalismo en años recientes solo Nomar Mazara (con una disciplina militar paterna) y Miguel Sanó han demostrado tener nivel para establecerse en las Mayores.

Tanto dinero aburguesa a la mayoría de estos muchachos, casi siempre de origen humilde, con poca preparación familiar y social para adaptarse a tanto dinero a tan corta edad.

Ojalá que de estos jóvenes recién firmados surjan un par de talentos capaces de escalar las Grandes Ligas, pues el tiempo ha demostrado que el lujo y la comodidad de esos adolescentes millonarios los aleja mentalmente del terreno de juego.