¿Qué hace un móvil en lugares para la comunicación oral?

0



En las misas preconciliares era frecuente que hubiera fieles que asistían con un devocionario, y que abrían y leían ajenos a la actuación del oficiante en el altar. Solo la campanilla del monaguillo hacía cerrar por unos momentos el libro y prestar atención a la liturgia. Se asistía, pero no se atendía. Se estaba, pero no se participaba.

Seguir leyendo.



Source link