La inteligencia artificial española busca al rey Midas (y no lo encuentra)

0
153



En 2012, Herman Narula y Rob Whitehead fundaron Improbable. Un año más tarde, esta startup británica seguía teniendo sus cuarteles generales en la casa de los padres de Narula. Un lustro después les creció el cuerno con el que todas sueñan: la japonesa Softbank invirtió en ella más de 500 millones de dólares, sobre una valoración de casi 1.300 millones.

Seguir leyendo.



Source link