Test obligatorios a la fuerza en Alemania

0

La Policía alemana asume que deberá recurrir incluso al empleo de la fuerza para hacer cumplir la obligatoriedad de las pruebas de coronavirus en los aeropuertos. «Debemos hacer cumplir la ley y en última instancia con la fuerza», asegura en una entrevista publicada este jueves por la red de diarios Redaktionsnetzwerk Deutschland (RND) el vicepresidente del sindicato policial GdP, Jörg Radek. «Si los test aparecen como obligatorios en la normativa, eso es tarea de la policía», agrega. Alemania ha empezado a realizar test de coronavirus obligatorios a los viajeros que regresan de países considerados de riesgo. El aeropuerto de Tegel en Berlín ha sido el primero en comenzar con estas pruebas, a las que en los próximos días se sumarán otros aeródromos del país. Alemania ha adoptado esta medida para tratar de evitar los casos importados y las cadenas de contagios fuera de su control. En la actualidad unos 140 países están calificados por las autoridades sanitarias alemanas como zonas de riesgo. Desde esta semana, además, Alemania desaconseja viajar a Navarra, Aragón y Cataluña debido al repunte de los casos de COVID-19 en estas tres comunidades autónomas.

Sólo la mitad de los pacientes graves de coronavirus que han tenido que ser conectados a un respirador mecánico han sobrevivido. Esta es la conclusión de un estudio realizado en Alemania con los datos de más de 10.000 pacientes infectados por el Sars-CoV2 entre el 26 de febrero y el 19 de abril de 2020 en 920 hospitales. Los resultados de esta investigación del Instituto Científico de la caja de seguro AOK (WidO), la Asociación Interdisciplinar Alemana de Medicina Intensiva y de Emergencia (DIVI) y la Universidad Técnica de Berlín aparecen publicados este jueves en la revista especializada The Lancet Respiratory Medicine. Uno de los autores del estudio, Christian Karagiannidis, señala en declaraciones a la radio pública alemana DLF, que la tensión y la diabetes son dos factores de riesgo claros en esta enfermedad, pero el principal factor de riesgo parece ser la edad, como demuestran los datos cotejados por esta investigación, en gran medida coincidentes con los resultados de otros estudios. «El principal factor de riesgo en esta enfermedad parece ser la edad. Hemos visto una mortandad de más del 70 por ciento en pacientes con más de 80 años, mientras que en los de menos de 60 están por debajo del 30 por ciento», asegura Karagiannidis. «Es importante que protejamos a la población mayor», agrega este experto.

La ONG Aidshilfe, dedicada a la concienciación sobre la enfermedad del sida, considera que debe volver a permitirse el ejercicio de la prostitución en Alemania, prohibido termporalmente por la pandemia del coronavirus. Siguiendo el ejemplo de países vecinos, como Bélgica, Holanda, Austria, Suiza y República Checa se puede aplicar un protocolo de higiene que evite el contagio de la COVID-19, aseguran desde esta organización. Según Ulf Kristal, de la dirección de Aidshilfe, la prostitución debe considerarse exactamente igual que otras profesiones de estrecho contacto físico con los clientes, como los peluqueros. El colectivo denuncia que muchas prostitutas atraviesan dificultades económicas a causa de la prohibición.

Test obligatorios a la fuerza en Alemania

El repunte de los casos en Alemania afecta a los 16 estados federados. Todos los Länder han comunicado nuevos infectados en los últimos días, aunque cinco registran una incidencia menor (Sarre, Hamburgo, Turingia, Sajonia y Brandenburgo). Los principales afectados en la pandemia siguen siendo Renania del Norte-Westfalia, Baviera y Baden-Württemberg, a los que se suma, por primera vez, Berlín. Las autoridades sanitarias de la capital han registrado 79 casos en su último recuento diario, más del doble de los que se venían identificando cada día y el mayor repunte desde el 22 de junio. El diario Tagesspiegel informa este jueves de la intervención de la policía en dos fiestas ilegales celebradas este miércoles en parques de la ciudad-estado, una con más de un millar de participantes.

Según el recuento de la televisión n-tv con datos de las autoridades sanitarias regionales de Alemania (cifras que suelen diferir ligeramente de las oficiales que publica el Instituto Robert Koch), se han registrado más de 739 nuevos casos en las últimas horas en Alemania. El promedio de los últimos siete días es de más de 600 casos diarios, el nivel más alto desde finales de mayo. Además se han notificado cuatro nuevas muertes con o por coronavirus, con lo que la cifra total aumenta hasta los 9.132 fallecidos. Los recuperados se acercan ya a los 191.000 y permanecen activos unos 7.000 casos.