Legión cubana de White Sox hace historia al ser los primeros cuatro en line up

0

El pasado sábado durante el juego entre los Medias Blancas de Chicago y los Reales de Kansas City, se suscitó un hecho inédito el cual a la postre fue récord e historia para la MLB. Los cuatro primeros bateadores en el line up de los White Sox, fueron los cuatro cubanos en el róster de 30 de dicho equipo.

El súper novato Luis Robert abrió la alineación de Rich Rentería, cubriendo el jardín central; seguido por Yoan Moncada en la tercera base, José Abreu en la inicial y como cuarta varilla, Yasmani Grandal como cátcher.

Todos ellos pasaron a la historia en el Kauffman Stadium, casa de los Royals, donde los Patipálidos ganaron 11-5.

La legión cubana no sólo acaparó el line up titular de los White Sox, sino que también se lució en el juego: Robert se fue de 6-4 con jonrón, dos carreras anotadas y dos producidas; Moncada conectó de 5-3 también con dos timbradas y una base por bolas.

Fiesta cubana en Grandes Ligas: Luis Robert, Yoan Moncada, José ... tanto, Abreu tuvo jornada de 6-2 con una anotada y Grandal de 5-2 con dos anotadas, dos remolcadas, un boleto y un ponche. Lo único negativo es que entre los cuatro dejaron a siete compañeros en las bases.

Para variar, el pítcher abridor de los Reales, Ronald Bolaños, es cubano…casos y cosas del beisbol y entre cubanos quedó.

Por si fuera poco, los siguientes tres en el line up de Medias Bancas tambien fueron latinos, todos dominicanos: Edwin Encarnación, Eloy Jiménez y Leury García, en ese orden, el segundo con cuadrangular.

En resumen, los cuatro primeros bateadores fueron cubanos y los siguientes tres dominicanos, para sumar siete latinos en fila, racha que se rompió con el octavo en el orden, Adam Engel y el noveno fue el prospectazo debutante, Nick Madrigal, quien se fue de 5-0 y fue el único que no dio hit.

El dirigente Rich Rentería, al parecer quedó enamorado de este line up -sobre todo de los cubanos- y para el juego de hoy domingo los repitió a los cuatro en las posiciones 1-4, así como a Encarnación y Jiménez, en los lugares 5 y 6 (García no jugó) y el noveno bate, Madrigal despertó y se fue de 5-4.