Dallas Mavericks piensa en Harrell, el ‘enemigo’ de Doncic

0

Dallas Mavericks ya tiene su gran estrella, Luka Doncic, y su escudero de nivel también top, Kristaps Porzingis (si les respetan las rodillas). Y tiene una serie de buenos secundarios en una rotación que intentarán mejorar de cara a la próxima temporada para llegar más lejos. En estos playoffs perdieron en primera ronda, no sin dar antes algún susto a los Clippers a pesar de las lesiones de Doncic (tobillo) y Porzingis (rodilla).

En la serie, Doncic tuvo un encontronazo con Montrezl Harrell, que llamó al esloveno “puto niño blanquito”, un insulto con connotación racial al que ambos jugadores restaron trascendencia después y lo demostraron con un muy cordial saludo antes del siguiente encuentro. Cosas de los partidos, y más en una NBA en la que nunca sabes dónde vas a estar jugando o quiénes van a ser tus próximos compañeros. De hecho, Harrell y Doncic podrían compartir vestuario ya que los Mavs se han fijado en el Mejor Sexto Hombre de esta temporada para reforzar su rotación interior.

Dallas Mavericks piensa en Harrell, el 'enemigo' de Doncic

Harrell (26 años) se ha revalorizado en las dos últimas temporadas en los Clippers. En esta ha promediado 18,6 puntos y 7,1 rebotes, si bien tuvo un feo final ya que en playoffs sufrió mucho y fue un problema para su equipo contra los Nuggets, que les remontaron un 3-1. Flojo en defensa (apenas supera los dos metros e intimida muy poco), tiene una enorme energía en ataque, donde sin embargo no le sobran los recursos. Pese a su mal cierre de curso, mejorará seguro sus condiciones económicas, ya que termina un contrato de 6 millones anuales que era una ventaja para unos Clippers que quieren retenerlo. El interés es mutuo, según el periodista Shams Charania, pero en L.A. tienen que estudiar también el futuro de JaMychal Green y Marcus Morris y tienen que buscar con urgencia un base con más capacidad de creación que los que tienen su actual roster. Si las exigencias de Harrell complican la operación, los Mavericks estarán al acecho.

En playoffs, los números de Harrell cayeron a 10,5 puntos y 2,9 rebotes. Además, tuvo encontronazos (no fue el único del vestuario) con Paul George, públicos después del segundo partido de semifinales contra Denver Nuggets. Son motivos para pensar que un cambio de aire es posible, y en Dallas creen que un jugador con su energía y su capacidad puede crecer todavía más a las órdenes de un entrenador como Rick Carlisle y ser muy útil en un equipo que busca trabajo y producción en la zona, donde Harrell podría ser un excelente compañero de Doncic en las jugada de pick and roll en las que se basa (con tres tiradores abiertos) el sistema de ataque de los texanos, que de esa forma cerraron la campaña 2019-20 con el mejor rating ofensivo de la historia de la NBA.