Los Rockets no planean hacer grandes movimientos de cara al curso 2020-21

0
CHARLOTTE, NC - FEBRUARY 17: James Harden #13 of Team LeBron and Russell Westbrook #0 of Team Giannis look on during the 2019 NBA All Star Game on February 17, 2019 at Spectrum Center in Charlotte, North Carolina. NOTE TO USER: User expressly acknowledges and agrees that, by downloading and or using this photograph, User is consenting to the terms and conditions of the Getty Images License Agreement. Mandatory Copyright Notice: Copyright 2019 NBAE (Photo by Jesse D. Garrabrant/NBAE via Getty Images)

Las consecutivas salidas de Mike D’Antoni y Daryl Morey han tambaleado los cimientos del baloncesto en Houston. Los dos máximos representantes en la actualidad del run-and-gun y el Moreyball han determinado la realidad de la franquicia durante los últimos años. Una organización que, a partir de ahora, encarará el futuro sumida en una incipiente incertidumbre. ¿Mantener la identidad del equipo o iniciar una nueva etapa?, ¿dar continuidad a la columna vertebral de la plantilla o acometer una profunda renovación de la misma? De la primera cuestión no tenemos una respuesta sólida. De la segunda sí que podemos atisbar algunas respuestas.

El propietario de los Rockets, Tilman Fertitta, ha asegurado que entre sus planes a corto plazo no se encuentra el traspasar a James Harden o Russell Westbrook. “No hay razón para desmantelar la plantilla. Esta seguirá siendo nuestra visión durante los próximos años. James y Russell tienen poco más de 30 años. No vamos a deshacer nada. Planeamos competir. Haremos todo lo posible para ganar”, recalcó el dueño de la franquicia al medio CNBC.

Los Rockets sumaron 44 triunfos en regular season en el primer año del dúo formado por Harden y Westbrook. En playoffs, la franquicia de Texas precisó de siete partidos para eliminar a Oklahoma City en primera ronda antes de perder ante los Lakers, que despues se coronaron como campeones de la NBA.

La apuesta extrema por small-ball marcó el transcurso de la temporada pero ahora se abre un nuevo frente. Lo primero será cerrar la contratación de un nuevo entrenador jefe, pero los rumores han comenzado a agolparse a las puertas de la franquicia. Algunos sugieren un interés en Joel Embiid que daría portazo a la filosofía reciente de jugar sin un hombre alto. Otros apuntan a que la continuidad de Westbrook estaría en entredicho tras la marcha de Morey.

Muchos analistas creen que los Rockets necesitan desprenderse de sus dos máximas estrellas y embarcarse en una profunda reconstrucción. Sin rondas en el draft y una plantilla que comienza a envejecer, el margen de maniobra se reduce notablemente. Sin embargo, parece que Fertitta descarta el traspaso de sus dos mejores jugadores y aún confía en que los Rockets puedan protagonizar un último asalto al campeonato.