Los Warriors: un ‘Plan B’ para seguir siendo una dinastía

0
OAKLAND, CALIFORNIA - MAY 16: Stephen Curry #30, Klay Thompson #11 and Draymond Green #23 of the Golden State Warriors celebrate after defeating the Portland Trail Blazers 114-111 in game two of the NBA Western Conference Finals at ORACLE Arena on May 16, 2019 in Oakland, California. NOTE TO USER: User expressly acknowledges and agrees that, by downloading and or using this photograph, User is consenting to the terms and conditions of the Getty Images License Agreement. (Photo by Ezra Shaw/Getty Images)

Cómo hemos cambiado…”. El título de esta canción del grupo español Presuntos Implicados bien podría servir como resumen de lo que ha sido la trayectoria de los Golden State Warriors durante los últimos 18 meses.

Muchos no lo quisimos aceptar en aquellas Finales de 2019. Las mismas en las que Kevin Durant se rompía antes de hacer las maletas rumbo a Brooklyn. Tres días después, el ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda de Klay Thompson decía basta. Los Raptors se alzarían con el primer campeonato de su historia y la concatenación de salidas y lesiones varias acontecidas espoleó a muchos a clamar a los cuatro vientos el adiós de una dinastía que había sumado 73 victorias y conquistado tres campeonatos en cinco finales consecutivas.

La temporada 2019-20 confirmó que en la Bahía no solo se habían levantado con el pie izquierdo sino que también los había mirado un tuerto. En el cuarto partido de la regular season, con los Suns como rival, Stephen Curry se fracturaba la mano y con ella se hacía añicos el curso. Sin sus dos máximas estrellas, Draymond Green se tomó un año de vacaciones y Steve Kerr convirtió la incapacidad de competir en experiencia y desarrollo para los jóvenes.