la disputa por la evacuación de 270 perros y gatos de Kabul: «¿Una vida de un ser humano vale menos que su perro?»

0

Mientras 150 británicos y 1100 colaboradores afganos han quedado a merced de los talibanes en Kabul, el Gobierno británico autorizó que aterrizara en en el aeropuerto de Heathrow un vuelo procedente de Afganistán cargado con 200 perros y 70 gatos de un refugio y en el que quedaban «asientos vacíos». Ahora, los colaboradores británicos que han visto como perros y gatos se priorizaban sobre sus familias se preguntan “¿Por qué mi hija de cinco años vale menos que su perro?”.

Todo comenzó con la campaña de Pen Farthing, un exmarine británico que, una vez cumplido su servicio militar en Afganistán, decidió quedarse en el país para construir un refugio de animales en Kabul. Por su condición de británico y de exmilitar, el Gobierno de Reino Unido le dio a Farthing la posibilidad de ser evacuado, pero el hombre se negó a salir del país a menos que salieran con él los 200 perros y 70 gatos de Nowzad, su refugio.

La respuesta inicial de Ben Wallace, el ministro de Defensa inglés fue que, evidentemente, no se daría prioridad a «las mascotas frente a las personas». Fue entonces cuando Farthing utilizó su fama y sus redes sociales con cientos de miles de seguidores para iniciar una campaña con la que presionar al Gobierno británico para que autorizara la evacuación de los animales.

Pen Farthing participó en decenas de programas de televisión y entrevistas hasta que consiguió los fondos para sacar a los animales en un vuelo charter financiado de forma privada. Solo necesitaba que el Gobierno británico aprobara lo que él llamó la «Operación Arca»: que su avión llegara en el aeropuerto de Kabul, cargara a los animales y volara a Inglaterra.

El exmarine explicó en varios programas que el avión iría lleno de colaboradores  afganos, incluidos una veintena de trabajadores de su refugio, y que los animales irían en la bodega, donde los humanos no pueden ir, por lo que los animales no le quitarían el sitio a ningún colaborador. Fue una campaña con al que consiguió volcar a la opinión pública inglesa y a personalidades como el cómico Ricky Gervais.